v

v
PARA DONAR APRIETE EL BOTON DE LA DERECHA Y SUELTE 1 FULA ($,€,£,¥)

Monday, April 30, 2012

EL CUBANO Y EL GRITO

a mi siempre me llamo la atencion el problema de gritar. pienso que es una especie de eyaculacion sonora del animal, que trata de interactuar con dios mediante ese ejercicio oral. se expulsa el alma a ver si aquel la ataja. eso de lanzar un sonido al cielo. de lo que sea. furia, queja, estimulo, desahogo, victoria o derrota. lei que los dacios tenian un grito que paralizaba a las legiones romanas. tambien el grito de samson -ciego- para animarse a derribar la columnas del templo judio dicen que estremecio a todos los presentes y desmayo a la puta de dalilah que le habia traicionado y cortado la melena. el grito de wilhelm en el cine americano es catalogado como el miedo llevado al eter y el de la ducha en la pelicula psicosis, el horror en decibeles. pero en un plano mas eponimo estan nuestros gritos por la independencia como el grito de yara, el grito de baire, el grito de lares (robado de nosotros por los portorros junto con nuestra bandera) y el grito de dolores, que no es de dolor alguno sino de un pueblo de mejico. asi las cosas yo decidi desde niño usar el grito como elemento expresionista. cuando queria la teta metia un do de pecho que hacia vibrar las copas del bar de la cocina, segun mi nana. cuando me encabronaba soltaba un chillido de mandril que estremecia el vecindario y ante cualquier dolor metia el alarido de tarzan, mi favorito. y como era de suponer, mis padres me llevaron al psiquiatra. el doctor, como todo loquero al que le gusta darse importancia, puso un cuadro clinico embarazoso: transmutacion heroica al plano personal. lo cual mi familia trato de canalizar con inteligencia metiendome en el coro del conservatorio de musica de santa clara. pero fui dado de baja a la semana por desentonar del resto. me refugie en el karate por aquello de que en esa disciplina con histerismo se resuelve todo. a veces ni que pelear tenia, bastaba una nota de baritono; aunque debo aclarar que en mi ultimo combate, estaba ronco. de todas formas al largarme de cuba lo hice bajo una lluvia de gritos (de 'escoria' y 'que se vaya'). y asi recule en cayo hueso, a la inversa de marti. y tras un tiempo de ensayo en nuevas clases de gritos como el de munch y el de hortensia (hortensia era una brasilera que cuando me la templaba gritaba tanto que tenia que ponerle una almohada en la cara, una vez me llamaron a la policia en el motel el nido de la 8), opte por apropiarme de un podio para gritar (el mas alto que encontre a mano, en este caso el sexto piso del herald) y desde alli lanzar mi sonido personal. todo el mundo tiene su propio grito. lo que la gente se corta a la hora de tirarlo. por eso ahora ese mulato oriental que grito en la misa papal en cuba, se ha convertido en el grito de santiago. en la entrevista que le acaban de hacer explica como se preparo para el evento tomando agua y comiendo caramelos. como tuvo miedo al pasar los anillos de proteccion. como penso que podia morir con el chillido. pero ahora esta recogiendo frutos. tal vez lo veamos en miami gritando en los canales de television, incluso americanos, tal y como llevaban a andres cantor con su -goooooool!, quien sabe. pero no lo critico. porque quien no pegue su grito, nunca sabra las consecuencias del mismo. ©varela