v

v
PARA DONAR APRIETE EL BOTON DE LA DERECHA Y SUELTE 1 FULA ($,€,£,¥)

Saturday, April 28, 2012

LA CONFESION DE ROMAN A ORTEGA

el incidente no puede ser mas sugerente. se presenta como una variante politica a esa original serie de tv del 2011: 'the confession' donde un hit man (kiefer sutherland) entra a un confesionario a confesarle al padre (john hurt) las mil y una noches de nueva york donde la miseria humana y las bajas pasiones se baten contra la redencion divina. solo que el padre de verdad era el padre. y en fin, ahora se presenta el obispo de la habana, jaime ortega, en el centro rockefeller de harvard a soltar una confesion de monseñor roman. y dice que el fallecido padre agustin le aconsejo no mencionar la palabra reconciliacion en miami durante una misa de los 80. pero entra en escena el arzobispo de nuestra arquidiocesis thomas wenski a defender al occiso asegurando que en esa decada la palabra en cuestion caia dentro de otro contexto. de todas formas, porque ortega tambien taso de delicuentes a los que asaltaron una iglesia de la habana, ninoska le dijo canalla a ortega. y silvita pelolindo iriondo, ducha en temas celestiales (fijense que se le escapo entre las nubes a los migs de fidel cuando tumbaron las avionetas de basulto) aseguro que la iglesia de jesucristo no es la iglesia de ortega (la iglesia de jesucristo de la que ella habla ha de ser ese tremendo templo techno de 2 pisos en key biscayne donde los diezmos de la misa de domingo no bajan del billete de a 100, pero bueno, para iglesias, feligreses... y para pelos azules, las de m.a.r. por cuba). asi las cosas wenski hizo 2 cosas santas: confirmo a ortega y beatifico a roman. osease, el vivo no dice mentiras pero el muerto sigue siendo buen cubano exiliado. es la doble redencion de la serie televisiva. si una cosa tiene la iglesia es que le es fiel a sus martires. esta bien clara la posicion de agustin roman con jaime ortega aunque father wenski nos la ataje. pero si no queda clara, voy a una anecdota personal. cuando hace años el comisionado bruce kaplan me dio las llaves de miami beach, (kaplan despues tuvo serios lios con la ley no por darme las llaves sino por defraudar al fisco) tambien se las estaba dando esa noche a la mujer de sergio pereira el ex-administrador de miami que renuncio por comprar trajes robados (su mujer era filantropa, no costurera); a yoyi mas canosa y a nuestro monseñor roman. resulta que mas canosa no se presenta a recoger las llaves. el acto se demora una hora mas debido a la importancia del lider, que si venia, que si no. finalmente llamo para excusar su ausencia. el ambiente se caldeo y la gente comento entre las mesas la descortesia de jorge por no aceptar las llaves de la playa en una gala donde se las daban tambien a nuestro cura ejemplar. algunos sugirieron que el procer estaba cobrandole al reverendo lo de la revuelta de los marielitos en la carcel de atlanta cuando iban a ser deportados bajo el acuerdo migratorio cuba-usa del 84. mas canosa envio a roberto margarito martin perez como mediador en el caos penitenciario pero los amotinados se negaron a aceptar emisarios de la fundacion y pidieron que fuera monseñor roman. en fin, al recibir la cajita con la llave (la cajita era de ebano y la llave tenia un bañito de oro; empeñe cajita y llave por $100 en el shopincito de la 8 y la 19) cada agraciado tenia que decir algunas palabras en el podio por el microfono al molote de personalidades locales sentadas bebiendo daiquiri y mordiendo croqueta preparada (la croqueta preparada en miami viene con galletica de soda, lasquita de jamon, pepinillo y hojita de lechuga). cuando me toco mi turno, despues de darle las gracias a kaplan dije que yo sabia que mas canosa no venia porque me estaban dando las llaves a mi, que era del herald (la gente se empezo a reir por la bronca aquella del procer con sus vallas de 'yo no creo en el herald'). pero acto seguido me meti con pereira diciendo que nos estaba enviciando nuestra atmosfera con el humo de su tabaco y sus malos ejemplos de compra (ya pereira no era administrador; y la gente aplaudio mientras pereira, jodedor nato, se puso de pie y reverencio al publico). pero entonces remate conque la sola presencia de monseñor roman bendecia la sala y perdonaba todos nuestros pecados incluyendo mi tentacion de abrir el ayuntamiento con la llave que me habian dado. con ambiente relajado ya, me baje del podio a la fiesta. y como es logico, el cura se levanto a darme las gracias y me dijo: 'tu sabes que asi como has hablado es como se debe hablar en miami para despejar tensiones y tender puentes'. por eso ahora pienso que quizas roman le aconsejo mas cosas a ortega. pero son esas que no se pueden decir porque quedan bajo el secreto de confesion. ©varela