v

v
PARA DONAR APRIETE EL BOTON DE LA DERECHA Y SUELTE 1 FULA ($,€,£,¥)

Monday, May 7, 2012

ICHIKAWA ENTRE LA DERECHA Y LA IZQUIERDA

estando yo en cuba (2010) me sorprendio que el viceministro de cultura fernando rojas me preguntara por la posicion de emilio ichikawa y le dije que pensaba que estaba en una etapa zen, debajo del cerezo, pero sin levitar todavia. rojas se rio pero lo note intrigado con el chino y me dijo que consideraba un gran hueco el haberlo dejado ir. no pensaba que el filosofo se habia ido sino que lo habian perdido en algun momento. esa expresion de perder un talento estrella -tanto en la guerra como en el deporte- es muy abierta porque tiende a valorizar y desvalorizar a diestra y siniestra. asimismo como el manager de una seleccion deportiva dice: 'nuestro delantero se fue porque no pudimos pagarle lo que pedia'. el delantero puede decir: 'el equipo era una mierda, ni el mediocampista pasaba la bola, ni el portero paraba una'. pero es que entonces edmundo garcia, que se vende como el mejor reclutador de izquierdistas de miami, me dice que emilio es recuperable para la izquierda (junto a andres reynaldo el del herald). pero picha e lapiz con eso desvaloriza al chino porque es como si se dijera entonces que el delantero que se fue, puede regresar porque no le pagaron lo que pidio en la liga del norte. si bien el viceministro de cultura de cuba piensa que no hicieron lo suficiente para mantenerlo a la izquierda... el fantoche radial miamense supone que tampoco la derecha lo puede mantener a la derecha. el filosofo (sofista le dicen en 'la jiribilla') se ve atrapado entre 2 analisis mal hechos y la envidia, porque cancio el hembra, cuando llego al canal 41 lo primero que hizo fue bloquear las apariciones de ichikawa en el show de oscaraza como analista politico porque 'no queria crear figuras'. y acto seguido, como cancio el hembra no es figura alguna, comenzo a aparecer en el programa como analista politico (la envidia autodestruye incluso porque al momento el televidente pudo comparar imbecilidad con brillo). asi las cosas me dice rojas en la habana que eso de tener que agarrar la guagua para irse a bauta todas las tardes debio ser del carajo para ichikawa. y que si tal vez le hubieran dado un carro... -la variante automovilistica se la quite de la mente como elemento de soborno o cortejo porque el kamikaze ideologico esta en miami desde hace como 15 años y no lo he visto montado ni en un palanquin. es que en el fondo parece que a ichikawa no lo entiende nadie. confieso que a veces su pensamiento es demasiado profesional para mi. prefiero sus recetas gastronomicas. cuando habla de berenjena frita o tilapia en salsa a base de limon y jengibre, estamos en sincronia. pero aqui los dejo con estos parrafos extraidos de su blog en una especie de reflexion titulada derecha-izquierda...
Hace par de meses un generoso amigo me propuso ante el consejo editorial de una revista para que intentara una caracterización y registro de aquellos intelectuales que representaran hoy algo que valiera la pena llamar “derecha cubana”. Me excusé, con algo de ingratitud. Entre las razones que me pasaron por la mente para declinar la invitación quiero compartir estas tres:

1-Efectivamente, como se esperaba, una vez publicado el trabajo sobre la “derecha cubana” iba a promover el debate. Lo que sucede es que yo no tengo una buena opinión de este tipo de ejercicio intelectual... (...)

2-No poseo un concepto claro de la dupla izquierda-derecha. Esa oscuridad me sirve para escribir sobre el problema, pero en ningún caso para guiarme en un justo rastreo empírico; que era lo que se solicitaba... (...)

3-Acceder a clasificar o enlistar una “derecha cubana” seguramente me llevaría a ser considerado un integrante de dicha tendencia; lo que no sería un inconveniente en otros circuitos intelectuales pero sí  en el cubano, donde el “término” derecha sale de la misma fábrica con la advertencia de “algo malo en lo que no se debe caer”. La marea roja dominante en la cultura política cubana consigue convertir en ridículas las posiciones de “derecha”, que muchas veces no pasan de ser poses histéricas que protestan –justamente- por el abrumador predominio del otro polo... (...)

(...) La izquierda como una red de amistades; la izquierda como familia: esa es la “definición” que más me funciona para explicar algunos fenómenos puntuales que se están dando en círculos intelectuales cubanos fuera de la isla; como es la evidente ansiedad por reivindicarse como parte de una “izquierda” que actuó con toda la consecuencia izquierdista al salir el país, pues ya este habría dejado de ser de izquierda. Se trata de una izquierda sin-tierra que culpa a Castro de no ser un verdadero socialista; casi la misma argucia mental que se usa para culpar al Cardenal Ortega de no ser un verdadero católico.

Si la izquierda es una “familia” (la derecha debiera ser una corporación), un sistema de relaciones afectivas con pretexto ideológico, cae por su peso que haber dejado un recinto de/tenido por izquierda es de algún modo una traición familiar. Aún más si se hizo para terminar varando en EEUU y sobre todo en Miami.

Buena parte de los intelectuales cubanos que dejaron Cuba en la encrucijada 80-90, lo hicieron con becas conseguidas y otorgadas por la familia de izquierda; y fue la familia de izquierda la que les dio hospedaje y trabajo en los países de llegada. Entonces, reivindicarse de izquierda no es un asunto teórico: es ante todo un esfuerzo por mantenerse dentro de la red político-familiar. Pero aquí hay un problema: no es en el debate intelectual ni en la auto-percepción de cada cual donde se decide si se es de izquierda o no; eso es un veredicto que corre por parte de la familia abandonada, cuyo núcleo (como dice la libreta de racionamiento) está en la isla.